La batalla de Estambul, otro hito en la guerra del cuarto de 250

El pique entre el español Héctor Barberá y el sanmarinense Alex de Angelis en el Gran Premio de Turquía es “una batalla” más en “la guerra” que mantienen varios pilotos en la categoría de 250 c.c..

Barberá y De Angelis estuvieron a punto de causar un serio accidente en el circuito de Estambul a lo largo de la prueba disputada ayer que tuvo su culmen cuando el segundo embistió al español que marchaba primero en una recta en la última vuelta de la carrera.

De Angelis quedó fuera de la lucha por el podio al salir despedido por la hierba que rodea la pista y correr varios centenares de metros descontrolado.

Barberá consiguió hacerse con su Aprilia, la misma moto que su rival, y finalizar tercero para subir por primera vez al podio en 250 c.c.

Ambos pilotos mantienen una rivalidad “secular” desde que competían en 125 c.c. y el español se ha visto perjudicado por dos italianos, Andrea Dovizioso (Honda) y Roberto Locatelli (Aprilia), en los grandes premios de España y Qatar, los disputados hasta llegar a Estambul.

Por si esta mezcla fuera poca, a la polémica se suma el patrón del sanmarinense, el español Jorge Martínez, “Aspar”, quien tuvo en su equipo a Barberá cuando comenzaba su andadura en el mundial de 125 c.c. y del que no salió bien.

“Aspar” criticó el comportamiento de su ex pupilo y defendió a De Angelis, que cargo contra Barberá. Este considera que después de que Dovizioso le tocara la maneta del freno en Jerez, en el Gran Premio de España, y Locatelli le perjudicara frenando sobre su moto y dejándole la marca de su moto sobre el mono en Qatar no podía ser el tonto de la categoría.

Barberá perdió con estas dos opciones sendos podios y no estaba dispuesto a que le pasara los mismo en Estambul, de ahí su pilotaje tan agresivo sobre la pista turca.

Otro español, Jorge Lorenzo, compañero de equipo de Barberá, pero con el que tuvo un cruce de declaraciones al principio de temporada, también tuvo sus más y sus menos con De Angelis en 2005. Tanto que tras chocar con él en el Gran Premio de Japón, la Federación Internacional castigó a Lorenzo sin disputar el Gran Premio de Malasia.

Los incidentes han provocado incluso la reacción del siete veces campeón del mundo, el italiano Valentino Rossi, que consideró tras ver la carrera de Estambul que Barberá y De Angelis deberían sentarse a reflexionar juntos sobre la seguridad.

Rossi explicó a los periodistas que gracias a las reformas realizadas en la zona del circuito donde ambos se tocaron, la salida de De Angelis finalizó sin que éste chocara con nada.

Barberá, por su parte, lo tiene claro. Tras reconocer que quizás habían corrido demasiado en riesgo y reconocer que había tenido choques a lo largo de su carrera con éste rival, afirmó: “esperemos tenerlos también en MotoGP”.

Escribe un comentario